viernes, 17 de abril de 2015

QUICHE DE BACALAO


Hace días encontré una receta del Oso con Botas, receta magnífica como siempre, en ella nos enseña como hacer la masa quebrada y nos da la receta de la quiche el bacalao. Con alguna frecuencia preparo la quiche, pero hasta ahora no la había hecho nunca rellena de este ingrediente .

He de reconocer que como tenía poco tiempo, me salté la parte de elaborar la masa, prometo hacerlo cualquier día de esos en los que te queda algún ratito libre, yo me limité a comprar una base de pasta de hojaldre y a preparar el relleno. El resultado simplemente magnífico, repetiré esta quiche en más de una ocasión. Desde aquí gracias Oso con Botas.

Ingredientes:

Una base de masa de hojaldre refrigerada

Para el relleno:

500 gr.de bacalao desmigajado y desalado
400 g de cebolla cortada en juliana
10 g de diente de ajo fileteado
125 gr de vino blanco seco
Sal y pimienta negra al gusto
Aceite de oliva virgen

Para el batido de huevos
3 huevos "L"
400ml de crema fresca
Una pizca de nuez moscada
Media cucharadita de pimentón picante o agridulce
Una pizca de azúcar
Sal y pimienta negra recién molida
Perejil picado para decorar
Cebolla frita para decorar

Elaboración:

Echamos un poco de aceite en una sartén y freímos los ajos fileteados hasta que estén dorados.Los retiramos.

En el mismo aceite rehogamos la cebolla durante diez minutos a fuego muy bajo.

Subimos el fuego y añadimos el vino. Dejamos que se evaporen completamente todos los líquidos

Añadimos el bacalao rehogamos hasta que el bacalao esté hecho. Salpimentamos al gusto.

Batimos a mano los huevos, la nuez moscada, el pimentón, el azúcar, la sal y la pimienta,  agregamos la crema y continuamos mezclando suavemente.

Reservamos hasta el momento de montar la quiche.

Forramos un molde de 25 centímetros, le colocamos encima la masa de hojaldre que pincharemos un poco, rellenaremos con el salteado de bacalao y cebollas y sobre este verteremos el batido

Hornearemos en horno precalentado a 180ª, durante unos 50 minutos o hasta que la quiche esté hecha y dorada en su superficie


Dejar reposar durante quince minutos antes de llevar a la mesa. Pincelar con aceite de oliva, adornar con cebolla frita y perejil en juliana.

Nota: Acompañar de una buena ensalada.

lunes, 30 de marzo de 2015

CREMA CATALANA


Creo que ya os he comentado alguna vez que tengo nada  menos que  seis cuñadas como seis soles a cual más maja y marchosa, de todas aprendo y en esta ocasión ha sido mi cuñada Nuria la que me ha proporcionado la receta de la Crema Catalana tal como la preparaban en su casa.


Dicen que la receta de la Crema Catalana es la más antigua del mundo dentro de su categoría y que la famosa "creme brulle" deriva de ella. Nuestra crema no se cuece al Baño María ni lleva nata ni claras de huevo, ni tampoco se aromatiza con vainilla todo esto es lo que diferencia estas dos cremas.

Actualmente  el almidón que lleva esta receta se suele sustituir por Maizena. Como no es difícil encontrar el almidón yo, y siguiendo la receta de mi cuñada, he utilizado este último ingrediente.


En el 90% de los hogares tradicionales catalanes se toma la crema el día e Sant Josep. Mi marido me cuenta que en su casa era su padre quien ese día preparaba el postre y luego se entretenía en decorarla haciendo dibujos con claras montadas a punto de nieve, sobre la superficie.

Y tras este preámbulo vamos ya con la receta.  

Ingredientes:

1 litro de leche
6 yemas
200 g. de azúcar
50 g. de almidón
Un palo de canela
La piel de un limón

Elaboración:

Hervir la leche con la canela y el limón, cuando rompe a hervir retirar del fuego. 

En otra cazuela unir las yemas y el azúcar. Revolver mucho con espátula  hasta conseguir una crema suave. Llevar al fuego e ir echándole poco a poco la leche aromatizada, seguir revolviendo. Habremos deshecho los 50g. de almidón en medio vasito de leche fría hasta que no quede ningún grumo, añadir también esta mezcla y seguir revolviendo . En el momento que empieza a borbotear sacar del fuego y seguir revolviendo por lo menos durante un minuto más.


Verter la crema en una fuente o en cazuelitas individuales y luego presentarla como queráis: tal cual, espolvoreada de canela, adornada con claras de huevo a punto de nieve, quemada..., en cualquier caso ¡¡¡está buenísimaaaa...!!!


Nota: Antes de hervir la leche pasar agua fría por el cazo en el que la vayamos a hervir y sin secar llevar al fuego con la leche, así evitaremos que la leche se pegue al recipiente.

Como en casa tenemos problemas con la lactosa, utilizamos leche sin lactosa y además descremada, la receta queda igual de buena.

Fuente: Nuria C. S. 

martes, 17 de marzo de 2015

CREMA DE GUISANTES


Hemos estado unos día fuera y comiendo mucho más de lo conveniente, por eso se imponía un plato austero. 

En muchos restaurantes de la comarca del Maresme, sobre todo los de la franja costera, se celebra en los meses de marzo y abril la famosa "Pesolada", fiesta culinaria en la que se sirven platos a base de guisantes, como guisantes a  la catalana, guisantes con butifarra, guisantes con chipirones..., todos ellos elaborados con la calidad de guisante conocida como "de la floreta"



Aunque no he podido conseguir "los pesols de la floreta" (guisantes de la florecita), de sabor suave y dulce, los más apreciados en toda esta zona, si he conseguido otros también cultivados en el Maresme barcelonés que estaban muy muy buenos, y con ellos he elaborado esta receta.

Ingredientes:

800 gr de guisantes frescos
1 cebolla grandecita
1 diente de ajo
1 manojito de menta
1 manojoto de albahaca
2 Cuch/sop de crema de leche (sin lactosa)
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Crujiente de cebolla

Elaboración:

Pelar los guisantes y ponerlos a hervir en agua con sal, una vez hechos escurrir guardando el caldo y reservar,

Pochar la cebolla y el ajo en aceite de oliva, cuando empiece a dorarse, escurrir y reservar

Picar finamente la albahaca y la menta.

Unir guisantes, sofrito de cebolla y ajo, la albahaca y la menta y triturar bien con el minipimer, añadir un par de cucharadas de crema de leche y la cantidad de caldo de hervir los guisantes que creamos oportuno para conseguir la textura deseada.

Servir caliente adornando la superficie con un crujiente de cebolla. Podemos preparar este crujiente en casa o comprarlo ya hecho.


En Canal Cocina vi un truco para preparar la cebolla crujiente. Se corta ésta en juliana se sumerge una hora en leche, luego se escurre y se seca con papel de cocina, a continuación se fríe en aceite no extremadamente caliente, por último se saca de la sartén y se coloca sobre papel absorbente,  se sala, y ya estará a punto.

Nota: Si se quiere conseguir un puré más cremoso sustituir el caldo por leche y añadir un poco de mantequilla o queso Mascarpone.

Fuente: Familiar 

lunes, 23 de febrero de 2015

CITRON ET CHOCOLAT!!!


El otro día en la revista "Cuisine actuelle", encontré esta receta de galletas algo diferente a  las que hago habitualmente, me apeteció probarlas y me puse manos a la obra, hice algunos cambios como por ejemplo sustituir el chocolate blanco por chocolate negro, poner almendras enteras en lugar de fileteadas, pero a excepción de estos pequeños detalles me atuve estrictamente a la receta original. El resultado ha sido excelente y han tenido mucho éxito.

Ingredientes:

50 g de chocolate negro (Por ejemplo Nestle postres)
1 limón
1 huevo
125 g de mantequilla blanda
125 g de azúcar


250 g de harina tamizada
125 g de almendra molida
50 g de almendras
azúcar glas


Elaboración

Tostar las almendras en el horno, reservar

Mezclar con el robot la mantequilla, el azúcar y la corteza de limón rallada. Añadir la almendra molida, el huevo y la harina tamizada. Mezclar hasta obtener una pasta homogénea, dividir ésta en tres partes y con ayuda de un rodillo  dejarlas de  un grosor de 5 mm, introducir en la nevera las planchas de masa entre dos papeles film   y dejarlas reposar mínimo dos horas, luego con ayuda de un cortapastas irlas cortando de una en una.

Introducir las galletas en horno precalentado a 180º unos cinco minutos y antes de que empiecen a dorarse sacarlas y dejarlas reposar en una rejilla. Calentar el chocolate a trocitos  en el microondas de minuto en minuto revolviendo entre medio hasta obtener una crema suave. Inmediatamente con ayuda de un biberón colocaremos un poquito de chocolate en el centro de la galleta y sobre él una de las almendras que ya habíamos tostado. Dejar enfriar. Antes de guardar las galletas espolvorearlas generosamente con azúcar glas.


Nota: Para una presentación más delicada utilizar el chocolate blanco

Fuente: Cuisine actuelle

domingo, 25 de enero de 2015

DIPS

Conociendo mi afición a los dips mi cuñada Gloria me regaló el otro día un librito con un montón de recetas a cual más sugerente. Ayer me aprovisioné de lo necesario y hoy he preparado para aperitivo dos de las


recetas que Marlisa Szwillus nos muestra en su publicación Dips & Salsas. Se puede decir que he seguido las indicaciones al pié de la letra si bien es verdad que me he permitido alguna licencia como la de eliminar el ajo crudo, o el cambiar el queso quark por philadelphia light, para conseguir una consistencia menos líquida y a la vez disminuir el número de calorías.

Os dejo las recetas tal como yo las he elaborado:

DIP DE RÁBANO Y MANZANA


Ingredientes:
1 limón entero
1 manzana ácida
1 zanahoria pequeña
1 tarrina grande de Philadelphia light
1 cucharada sopera de rábano rallado
Pimienta y sal.

Elaboración:
Lavar el limón con agua caliente, secarlo, y raspar la mitad de su corteza. Partir el limón por la mitad y exprimir el jugo.

Pelar la manzana y la zanahoria, rallar las. Mezclar ambos ingredientes y añadirles 3 cucharadas de zumo de limón.

Mezclar el queso con el rábano rallado remover hasta conseguir una consistencia cremosa. Si se quiere una textura más líquida  se les pueden añadir unas gotitas de agua. Reservar una cucharada de la mezcla de manzana y zanahoria para decorar y añadir el resto a l philadelphia.

Condimentar el dip con sal y pimienta. Reservar el dip tapado en la nevera. Al momento de servir añadirle encima un poco de la ralladura de manzana y zanahoria que habíamos reservado.

Acompañar el dip con algún tipo de galletita salada. En el Corte Inglés venden unos Crispis de Arroz que son muy adecuados.

Nota: Este Dip además de servirse como aperitivo, se puede utilizar para acompañar carne o pescado a la parrilla. También para salmón ahumado y fondue de carne.

Fuente: Dips & Salsas

DIP DE QUESO Y ACEITUNAS


 Ingredientes:
1/2 manojo de albahaca
250 gramos de queso de cabra cremoso
125 gr. de philadelphia light
1 cucharada de aceite e oliva
3-4 cucharadas de zumo de limón
50 gr. de aceitunas negras
Pimienta y sal


Elaboración:
Lavar la albahaca, quitar los tallos, reservar alguna hoja entera para decorar y el resto picarlo finito

En un recipiente mezclar los quesos, el aceite y tres cucharadas de zumo de limón. Remover hasta obtener una textura cremosa

Mezclar esta crema con la carne de aceituna finamente picada y la albahaca.


Condimentar el dip con sal y pimienta, adornar con las hojas de albahaca.

Nota: Si se quiere potenciar el sabor a queso, añadir a la preparación una cucharada de queso Grana Padano o Parmigiano Reggiano.

Este dip, se puede servir acompañado de galletitas como hemos indicado o de palitos de hortalizas crudas. También es ideal para aderezar patatas asadas.

Fuente: Dips & Salsas

domingo, 18 de enero de 2015

CALÇOTS REBOZADOS


Hace tiempo que os deje la receta de La Calçotada y también de Los calçots sobre lecho de escalivada y hoy, ya que estamos en plena época de calçots, os dejo esta receta fácil y perfecta para preparar en la cocina de nuestra casa, sin problema de humos ni olores.


El calçot es  una variedad de  cebolla, concretamente la variedad conocida como Cebolla tardía de Lérida. Su nombre  viene del hecho de que en su cultivo se amontona tierra sobre los brotes que crecen de la cebolla inicial ("calçar la tierra sobre la planta"). Esto se hace para conseguir un tallo blanco de unos 20 a 25 cm.. El cultivo del calçot es habitual en las comarcas de la provincia de Tarragona próximas al mar y con inviernos suaves. Aunque también se cultiva en el interior, en zonas que no tengan fuertes heladas. Los de interior se recogen un poco más tarde que los calçots del litoral.

Vamos a ver lo que necesitamos para hacer este suculento plato.

Ingredientes para la salsa:
6 ñoras
200 gr. de almendras tostadas
50 gr. de avellanas tostadas
1 cabeza de ajos (asados al horno)
2 tomates maduros (al horno)
aceite, vinagre y sal

Ingredientes para la pasta del rebozado:

Harina
Agua fría
Un sobre de los de dos colores de soda/gaseosa por ejemplo de la marca El Tigre
Colorante amarillo alimentario opcional (ver nota)
Sal

4 ó 5 calçots por persona

Elaboración:

Lo primero es hacer la salsa para acompañar los calçots:

Pelar y triturar las almendras y las avellanas
Asar los tomates y los ajos al horno, unos 15 minutos
Hervir las ñoras, previamente pinchadas, durante unos cinco o diez minutos, dejarlas un rato en el agua para pelarlas mejor, rascar con la punta de un cuchillo, y sacar la carne.
Pelar los tomates y los ajos.
Poner todo en el vaso del minipimer, o en la batidora, añadirle un cuarto de  vaso de vinagre , unos 200 ml. de aceite, y un poco de sal. Batir e ir añadiendo aceite hasta que quede una salsa consistente y ligada. Si se corta se le puede añadir un poco de agua templada y se liga sin dificultad. Probad de sal y si está sosa añadirle un poco más de vinagre y sal. Tiene que quedar consistente para que al mojar el calçot se hunda en la salsa y al sacarlo se pegue a él.


A continuación limpiar los calçots,  pelarlos un poco, cortarlos  a una medida de unos 12 cm. aproximadamente y volverlos a lavar bien. Colocarlos en el microondas unos 7 minutos para que se reblandezcan. Mientras con ayuda del minipimer mezclar todos los ingredientes de la pasta del rebozado. Debe quedar espesita.

Por último rebozar bien los calçots sacados del microondas y freírlos en abundante aceite de oliva, cuando éste esté muy caliente. Ponerlos a escurrir sobre papel de cocina.


Servir enseguida acompañados de la salsa

Nota: En la pasta para el rebozados el colorante debería sustituirse por un huevo, pero por los temas de colesterol y demás, en casa siempre lo elimino y le pongo algo de colorante para conseguir un tono más amarillo.

Fuente: Receta familiar

domingo, 11 de enero de 2015

GALLETAS DE TURRÓN



Han pasado las fiestas y ya volvemos a la normalidad. Creo que en este momento todos agradecemos una buena ensalada, una verdurita aliñada simplemente con aceite y segundos platos de plancha o vapor. Pero quizá también es el momento de revisar nuestro congelador y despensa y dar salida a todas esas sobras que hemos ido acumulando en estos días.

Para los que os encontréis con restos de turrones, basicamente Alicante y Jijona os dejo la receta, que me pasó mi amiga María Rosa, de estas galletitas fáciles de hacer y que quedan riquísimas.

Ingredientes

200 g de turrón de Jijona o Alicante triturado
250 g de harina
1 huevo
100 g de mantequilla a temperatura ambiente
30 g de azúcar integral o moreno
1 pellizco de vainilla en polvo
1 pellizco de sal

Elaboración


Troceamos el turrón y lo trituramos con el huevo. Mezclamos bien, debe quedar una crema suave..

En otro bol mezclamos el resto de ingredientes, y al final les añadimos la crema de turrón.

Hacemos una bola con la masa y la dividimos en tres partes. Colocamos cada parte sobre un papel film y con otro papel film encima  la aplanamos con la ayuda de un rodillo hasta conseguir un grosor de 5 mm.

En este punto yo las tres planchas de masa las dejo en la nevera unas horas o de un día para otro.

En el momento de ir a cortarla con ayuda de un corta pastas les volveremos a pasar el rodillo por encima, respetando los 5mm, para que queden bien planas.

Llevamos al horno precalentado a 180º durante 10 ó 12 minutos o hasta que los bordes estén dorados.


Ya fuera del horno dejamos enfriar sobre una rejilla.


Nota: Si no disponéis de rodillo con arandelas, podéis encargar al carpintero dos varillas de madera como las de la foto del grosor deseado, yo tengo unas de 5mm y otras de 7mm, así colocando una varilla a cada lado de la masa que queramos aplanar y deslizando el rodillo sobre las varillas conseguiremos en la masa el grosor deseado.

Fuente: Mi amiga María Rosa

domingo, 21 de diciembre de 2014

TARTA LAURA, ANTES Y AHORA


Esta tarta me trae entrañables recuerdos de mi infancia. Aún me parece ver a mi tía Laura (de ahí el nombre de la tarta) ponerse en la cocina justo después de comer a preparar un gran bizcocho. Mientras éste se cocía escaldaba las almendras, que previamente había cascado, las pelaba, las troceaba y las tostaba. La nata se tenía que comprar en alguna granja, a la que se pedía por encargo, ya que no en todas las granjas disponían de ella. Y por último tenía que hacer un café super concentrado para que no aguase la pomada. En fin toda la tarde. ¡Gracias a Dios  los tiempos han cambiado!.

Ahora podemos cocinar el bizcocho o comprarlo hecho. En algunos supermercados del Corte Inglés tienen unos (realizados por ellos) que resultan esponjosos y buenísimos, yo suelo comprar y guardar congelados por si en algún momento no dispongo de tiempo para prepararlo . La nata la montamos en casa en un plas, las almendras las compramos fileteadas y sólo tenemos que tostarlas unos minutos en el horno y  la crema de mantequilla la tenemos lista en un momento con cualquier robot, hasta el café lo podemos sustituir por Nescafé con lo que no nos hemos de preocupar por la crema. Y si la tarta se preparaba en verano, peor aún, pues como estábamos en un pequeño pueblo de Aragón, en donde no había ni neveras ni mantequillas, se tenía que bajar a la estación a las cinco de la tarde con 40º a la sombra para recoger en el tren correo la mantequilla que nos llegaba desde Caspe; a veces no somos conscientes de cómo han cambiado los tiempos y encima aún nos quejamos, ¡aaaayyy...!

Y ahora la receta, pero antes ¿os habéis fijado en el stand porta tartas?, ¿verdad que es precioso?, llegó a mi gracias a dos queridas amigas blogeras a las que aprovecho para dar las gracias desde aquí y mandarles un besote muy fuerte.

Ingredientes:

Un bizcocho

Primer relleno
Un brick de nata para montar de 500ml.
3 cucharadas soperas de azúcar
1 cucharada sopera de Nescafé (opcional)

Segundo relleno
4 yemas de huevo
2 cucharadas soperas de azúcar
80 grs. de mantequilla
1 cucharada sopera de Nescafé, puede ser descafeinado (opcional)

Decoración:
Un sobre de almendras fileteadas

Elaboración:
Dividir el bizcocho en tres discos iguales y reservar.
Tostar las almendras en la bandeja del horno y reservar para que se vayan enfriando.

Primer relleno: Montar la nata (salida de la nevera) con el azúcar. Ha de quedar muy firme.

Segundo relleno: Con el Minipimer ( o similar) hacer una pomada con la mantequilla, el azúcar, las yemas (y si se quiere el Nescafé)

Hecho todo esto se puede empezar a montar la tarta.

Sobre el primer disco se pone con una espátula una capa de nata abundante que quede muy esparcida. Tiene que sobrar suficiente nata para cubrir la tarta

A continuación se coloca el segundo disco de bizcocho y en él se coloca el segundo relleno, con cuidado de que no rebose por los bordes.



Sobre esta pomada se instala el último disco que con espátula se cubre con el resto de la nata, así como los laterales.


Para terminar se distribuyen las almendras fileteadas tostadas, por la parte superior y lateral. Dejar reposar en la nevera. Aunque también se podría tomar recién terminado, es mejor dejarla por lo menos un par de horas.


Nota: Si en el momento de empezar a preparar esta tarta os habíais olvidado de sacar la mantequilla de la nevera, no pasa nada, podéis rallarla, os quedará a punto para utilizar y otra cosa, antes de cortar los tres discos del bizcocho con el dedo impregnado de harina hacer una raya vertical  en el lateral, así al montarla las tres capas coincidirán perfectamente.

Fuente: Familiar

domingo, 7 de diciembre de 2014

¡¡¡COULAAANT!!!


Creo que para los amantes del chocolate no hay otro postre mejor que el "Coulant".  Este postre patentado 



(Foto de Michel Bras tomada de Internet)

en 1981 por el chef Michel Bras, tras un juicio en el que se dirimía su paternidad, consiste en un bizcocho de chocolate del que al partirse surge de su interior una cascada de chocolate fluido (de ahí su nombre).

No hay que confundir le Coulant de chocolate con el Volcán de chocolate, este último consiste en el horneado de una masa de chocolate, elaborada con poca harina y más chocolate y mantequilla de lo normal. Aquí se juega con el tiempo de cocción, se trata de dejar el interior del bizcocho ligeramente crudo mientras que el coulant es una masa de chocolate en la que en su interior se ha introducido un núcleo de ganache de chocolate congelado que luego al partirse fluirá en nuestro plato. ¡¡¡Mmmm una delicia!!! .

Tres son las recetas de postres que más asiduamente preparo en casa, el Coulant, La Tarta Tatin y la Tarta Laura. Ahora ya tenéis las dos primeras recetas, pronto publicaré la Tarta Laura, la más, más de mi familia..

Pero vayamos ya con la receta:

Ingrediente:

Para la masa:
250 gr. de cobertura de chocolate negro, yo utilizo una tableta de Nestle postres.
190 gr. de mantequilla
4 huevos
4 yemas
90 gr. de harina tamizada
20 gr de almendra cruda molida
120 gr. de azúcar

Para los núcleos:
100 gr. de cobertura de chocolate negro, también aquí utilizo el Nestle postres
75 ml de nata líquida 35% (la de montar)
10 gr. de mantequilla
32 ml. de agua

Elaboración:

Núcleos:

Juntar todos los ingredientes en un cazo: el chocolate, la mantequilla, la nata y el agua, calentar a temperatura media mientras no dejamos de remover con unas varillas hasta obtener un ganache liso y uniforme. Verter en moldes de silicona de semiesfera y congelar.


Se pueden guardar en el congelador hasta el momento de utilizarlos.

Coulant:

Fundir el chocolate con la mantequilla en un bol de silicona en el microondas, de 20 en 20  segundos para evitar que se queme el chocolate, mezclar con espátula cada vez hasta obtener una crema homogénea.
Blanquear los huevos y las yemas (batir con varillas en Kitchen Aid o manuales), esta parte es muy importante, hemos de conseguir una masa esponjosa y suave.

Incorporar el chocolate.

Por último añadir delicadamente la harina y las almendras en polvo, mejor incorporarlas de forma gradual en dos mitades.

Pincelar con mantequilla ligeramente los moldes que vayamos a utilizar

Echar la masa en los moldes rellenando una tercera parte, a continuación situar encima dos núcleos (como son semiesféricos unidos por la base) que no toquen las paredes, por último acabar de rellenar los moldes con la masa de chocolate, sin llenar a tope.

Llevar a horno precalentado  a 190º (abajo y arriba) unos 12/15 minutos, esto dependerá del horno.


Cuando estén hechos veremos que se resquebrajan en la superficie ( cosa que extrañamente no me ha pasado hoy).

Se pueden congelar antes de llevar al horno, al sacarlos irán directamente al horno sin pasar por nevera, y cocerán unos 23 minutos.

Siempre al sacarlos del horno dejar reposar al menos 10 minutos antes de desmoldar.

Nota: Es bueno hacer los núcleos y guardarlos en el congelador para cuando los necesitemos, nos llevará un momento y sin embargo al preparar los coulants nos será de gran ayuda el encontrarlos ya a punto.

Fuente: Curso impartido por Susana en Gadgets Cuina (Barcelona)


domingo, 30 de noviembre de 2014

ARROZ CALDOSO



Ya hace unos meses Raquel, una de mis niñas, me paso la receta de este arroz que habían elaborado  en un curso de cocina al que asistió, lo tenía en pendientes sin encontrar el momento de prepararlo. El otro  día en uno de mis paseos por el Mercado del Ninot vi unas merluzas de medio tamaño con un aspecto sensacional y pensé este es el momento. Me hice a continuación con el resto de los ingredientes y me puse a  elaborarlo, el  resultado  fue  fantástico, no será ni mucho  menos la  última  vez  que  lo  haga, sólo  hay  que tener  una precaución, en el momento que logramos el punto de caldoso deseado hay que servirlo  sin esperar más.

Ingredientes:

250 gr. de arroz de grano gordo
500 g de merluza limpia
250 g de gambas
5 ajetes tiernos
1 pimiento verde
1 cuch/sop de pulpa de ñora
2 cuch/sop de tomate frito
Picada de ajo y perejil
2 litros de caldo de pescado
Aceite, sal

Elaboración:

Con la cabeza, la espina y algo más de pescado para sopa elaborar un buen caldo. Mientras  limpiar la merluza y las gambas, cortar la primera en dado grandes y las segundas por la mitad, reservar. Cortar muy finamente la cebolla y el pimiento. Limpiar los ajetes y cortarlos en trozos de unos 2 cm. con el fin de luego encontrarlos en el arroz


En una cazuela con aceite sofreír la cebolla, el pimiento y los ajetes hasta que estén dorados, entonces 


añadirle la picada de ajo y perejil el tomate frito y la pulpa de ñora. Rehogar.

Pasados un par de minutos añadir el arroz y revolver, cuando este ligado añadirle el caldo muy caliente, salar y cocer durante 12 minutos removiendo de tanto en tanto.


Pasado ese tiempo incorporar la merluza y las gambas dejar hacer unos minutos más hasta que quede el punto de caldoso que deseemos. Servir en plato hondo y comer inmediatamente.

Nota: Se pueden sustituir las gambas por langostinos

Fuente: Curso de cocina de Casa Golferichs

jueves, 20 de noviembre de 2014

DELICIOSA TATIN


No sé por qué no había publicado antes esta receta, desde que me la paso mi amigo Jaume, compañero de fatigas del Camino de Santiago, la he hecho montones de veces y siempre ha triunfado.  Es un postre sencillo y rápido de hacer, no da ningún trabajo, apenas ensucias un mármol y está tan buena...

Normalmente suelo tener bases de masas de hojaldre en la nevera y helado de vainilla en el congelador y con esto manzanas, mantequilla y azúcar: ¡¡¡listo!!!

Es una receta perfecta para celíacos, siempre que se controlen los componentes de la masa y del helado. 

Ingredientes
- 8 manzanas Golden 
- 100 gr. mantequilla.
- 200 gr. de azúcar.
- 1 paquete de pasta de hojaldre “Buitoni” o similar.

Elaboración

Hacer bolas de helado y guardarlas, separadas entre ellas, en el congelador

Pelar las manzanas y contarlas a cuartos eliminando toda la parte del corazón.

Poner la mantequilla, el azúcar, y las manzanas en una paella y cocerlo a fuego vivo hasta que las manzanas empiezan a dorarse.

Colocar las manzanas  con todo el jugo que han echado en la cocción en un molde previamente pincelado con mantequilla.

Cubrirlo con la pasta de hojaldre y ponerlo a cocer con temperatura y tiempo según indique el fabricante de la pasta. ( 30/40 minutos a 180 grados aproximadamente).


Una vez fuera del horno dar la vuelta a la tarta para que se vean las manzanas como en la foto.

Enplatar una porción de tarta y una o dos bolas de helado

Nota: Este pastel es bueno tomarlo hecho del mismo día, para que no se reblandezca la base y tibio a poder ser. Si se hubiera enfriado, con un golpe de microondas será suficiente.

Fuente: Jaume M.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

SALMÓN CON TROMPETAS DE LA MUERTE


Os comenté en la última entrada, que habíamos estado en Arbucias en casa de mis cuñados buscando setas. Como este año ha llovido mucho el bosque está muy húmedo desprendiendo ese aroma tan característico del otoño mezcla de humedad, musgos, líquenes, hojarasca y setas, sobre todo setas.

Ir con mi cuñado no es sinónimo de buscar setas, es sinónimo de encontrar setas, me encanta en esos días ponerme unos vaqueros viejos y sentarme notando la humedad del suelo mientras pausadamente voy llenando mi cesta de trompetas, rebozuelos, setas de los Cesares, "lleteroles" (lactarius rugatus)...

Lo que más recolectamos fueron trompetas de la muerte, que una vez en casa limpiamos concienzudamente, cocinamos y una vez frías congelamos para poder utilizar durante todo el año, aunque guardamos unas pocas para realizar este plato.

Ingredientes:

4 porciones de salmón
2 cebollas medianas
250 gr de salsa de tomate
250 gr. de champiñones laminados
300 gr. de Trompetas de la Muerte
2 tacitas de arroz
Aceite y sal

Elaboración: 



Freír por separado y rápidamente (en un wok) las cebollas una vez peladas y cortadas, del mismo modo los champiñones, y las Trompetas, en sarten aparte y más despacio el tomate.


Hervir el arroz, lavar, escurrir y reservar.

Pasar por la cazuela el salmón (2 minutos por cada lado), añadir la cebolla, el tomate y los champiñones y dejar 2 minutos más haciendo chup-chup.

Untar un vasito bajo y ancho con unas gotas de aceite, colocar en su fondo las trompetas y acabar de rellenar con el arroz. 

Enplatar:  Desmoldar en cada plato un flan de arroz con sus trompetas, situar en medio la porción de salmón y al otro lado una cucharada de champiñones con cebolla y tomate 

Nuestros platos están terminados, llevar inmediatamente a la mesa.

Nota: Teniendo en cuenta que todo se ha cocinado por separado hay que intentar que el sabor de ningún ingrediente prevalezca sobre los demás. Esta receta puede constituir un plato único.

Fuente: Familiar

jueves, 30 de octubre de 2014

TARTA DE CASTAÑAS


El hombre propone pero Dios dispone. A pesar de mis buenos propósitos de publicar semanalmente, por una u otras causas:  que si un pequeño viaje, que si ponerme al día en otras actividades, que algunos asuntos familiares, que, que que… pues eso que me he plantado casi en noviembre, como aquel que dice en Navidad y creo que ya es hora de ponerse al día. Tengo muchas ganas de reencontrarme con todos vosotros y ver todo lo que habéis hecho en mi ausencia. Yo la verdad es que he cocinado poco. Cada año al volver de vacaciones organizo un estricto régimen de comidas para bajar esos tres kilitos que indefectiblemente sumo cada verano y que de no poner control luego con los turrones y demás… pues no se a donde llegaríamos, o sea que verduras, vapores, hervidos y planchas, y eso la verdad es que no creo que tenga demasiado interés.

La semana pasada fuimos a casa de mis cuñados a Arbucias a buscar setas, cogimos Trompetas de la muerte, rebozuelos y también castañas, muchas castañas.


 Hacia tiempo que no hacía recetas con castañas y me apetecía preparar algún postre con este fruto. Hace unos días encontré en el blog de María Lunarillos la receta del  Puré de Castañas, rico, nutritivo y sencillo de elaborar.
Me puse manos a la obra, ni que decir tiene que lo peor de esta receta es pelar las castañas, he de reconocer que cuando llevaba tres o cuatro peladas estuve a punto de desistir. Quitar las pieles interior y exterior no era trabajo fácil, hasta que opte por  partir los frutos por la mitad y extraer cuidadosamente con la punta de un cuchillo toda la carne, esto fue mucho más rápido. Una vez conseguida toda la pulpa: Coser y cantar.

Ingredientes:

Un bizcocho
Nata para montar
100 gr. de almendras troceadas

1 kilo de castañas
220 ml de leche
90 gr. de mantequilla
una pizca de sal

Elaboración: 

Para el bizcocho  empleé esta receta, doblando las cantidades.

Para el puré de castañas: Cocer las castañas en agua con un poquitín de sal durante unos 20 minutos. Retirar del fuego y colar, cuando se empiecen a enfriar sacar la pulpa con la punta de un cuchillo.
Colocar la pulpa de castañas en un bol, echarle por encima la leche previamente calentada y la mantequilla a trocitos, mezclar para que esta última se vaya derritiendo por la temperatura de la leche, añadirle la pizca de sal y triturar.


No echar la leche toda de golpe, pues tal vez sin utilizarla toda conseguiremos la textura deseada. Yo para esta receta emplee  menos de 200 ml. de leche y en cambio le añadí un poco de nata para obtener una textura más cremosa.

Cortar la tarta en tres discos. Sobre un tercio incorporar una capa de nata que habremos montado y azucarado, colocar encima otro disco  que untaremos con una capa generosa de puré de castañas, por ultimo instalar el último disco sobre el que esparciremos otra capa de puré, igual que en los laterales.  A continuación cubrir toda la superficie de la tarta con las almendras troceadas y por último espolvorear con abundante azúcar glas.



Nota: La capa de nata de esta tarta se puede sustituir por una crema hecha con 3 yemas, una cucharada colmada de azúcar y 100 gr de mantequilla.